Subasta 24/05/2016


Volver
Buscador de lotes
Buscar por Nº


Lote 513
GOYA Y LUCIENTES, FRANCISCO DE (Fuendetodos, Zaragoza, 1746-Burdeos, Francia, 1828). “Inmaculada Concepción”. Óleo sobre latón, de 20’5x17 cm. Marco de época. Firmado ángulo inferior derecho. Ref.: Diplomatario de Francisco de Goya.

Procedencia:
-Anticuario Linares, Madrid.
-Colección privada, Madrid.
-Colección privada, Barcelona.

La obra fue objeto de estudio de D. José Manuel Arnaiz, quien en carta privada a la propiedad, menciona lo siguiente: “Es de sumo interés este cuadro, no solo por su tema, Inmaculada Concepción, sino también por el tratamiento de su técnica sutil (…). No solo la escena es claramente novedosa en los detalles que Francisco de Goya acostumbra a representar, sino que la diferencia de tratamiento entre la cara y las manos, difieren del resto de la producción a partir de la década de 1790 al manifestar Nuestra Señora como una joven de encantadora factura. Es posible y probable que estas diferencias se deban a la fecha del cuadro, que bien pudiera significar uno de los primeros trabajos del real pintor (…)”.

Entre las más importantes y recientes adjudicaciones de obra de D. Francisco de Goya y Lucientes, se encuentran trabajos de un formato similar al de este deliciosa pintura del genio aragonés.

Entre los años 2008 y 2014, fueron destacados como records de venta en relevantes salas de subastas de Londres los dibujos sobre papel “Bajar riñendo”, de 23x14 cm.; “Hútiles trabajos”, de 26x18,5 cm.; y “Loco (Calabozo)”, de 19x14’5 cm., con unos precios de martillo de 2.870.000, 2.900.000, y 2.400.000 euros respectivamente.

También en salas británicas, “Naturaleza muerta con liebres”, óleo sobre lienzo de 45x63 cm., alcanzó la cifra de 3.950.000 euros en el año 2003, mientras que el “Retrato ecuestre de D. Manuel Godoy, duque de Alcudia”, óleo sobre lienzo de 55x44,5 cm. fue rematado en la cantidad de 3.350.000 euros en 2009.

Más recientemente, el pasado mes de octubre de 2015, se adjudicaba en una sala de subastas portuguesa el retrato del apóstol “Santiago el Menor”, una miniatura en formato oval, óleo sobre lienzo, de dimensiones 8x6,5 cm., en la cantidad de 340.000 euros.

Estimación: 1.200.000-2.500.000 euros.

Lote 514
LEMPICKA, TAMARA DE (Varsovia, Polonia, 1898-Cuernavaca, México, 1980). “Retrato de su hermana Adrienne Gorska de Montant”. Dibujo Art Decó a lápiz sobre papel, de 20x13,5 cm. Firmado ángulo inferior derecho. Al dorso, sellos que corresponden a las exposiciones en las que fue mostrada la obra. Marco Art Decó con cristal museo.

Procedencia:
-Adrienne Górska de Montaut (Colección privada, Polonia)
-Vicent Breau (Colección privada, Francia)
-Colección privada, España

Destacada pintora de origen polaco, es reconocida como la mayor representante del estilo Art Decó, y destacada retratista de la burguesía artística de ciudades como París o Nueva York.

Nacida en el seno de una familia de la alta sociedad polaca, de carácter inquieto, vivió una infancia feliz hasta la separación de sus padres. Fue entonces cuando se hizo cargo de ella su abuela, con quien viajó a Italia en 1911, descubriendo allí su gran pasión por el arte. Su juventud transcurrió entre la I y II Guerra Mundial, estableciendo su principal residencia en Rusia.

Descubiertas sus notables aptitudes para la pintura, precisamente a partir de la realización de un retrato de su hermana a la temprana edad de 10 años, ingresa en la Academia de San Petersburgo donde comienza su formación. En 1923 se traslada a París, donde recibe clases de los maestros Maurice Debis y André Lhote, reconociendo a éste último como su maestro.

Expone en galerías de París como Colette Weill, obtiene la Medalla de Bronce en la Exposición internacional de Bellas Artes de Poznan (Polonia), el Primer Premio en la Exposición Internacional de Burdeos, participa en el Salón Anual del Instituto Carnegie en Pittsburg (Estados Unidos), y en el Salón de Mujeres Artistas Modernas de París.

Tanto su apartamento como su estudio en la capital francesa, fueron diseñados por su hermana Adrienne Gorska de Montant, protagonista de la obra que nos ocupa, y una de las primeras mujeres en Francia en obtener el título de arquitecto, y miembro de la Unión de Artistas Modernos (Art Decó).

Tras el divorcio de su primer marido en 1929, Tamara conoce al Barón Raoul Kuffner con quien viaja a Estados Unidos y comienza a hacerse hueco entre la burguesía norteamericana, exponiendo en varias galerías estadounidenses y europeas. En 1933 trabaja con Willen de Kooning y Georgia O’Keeffe en la ciudad de Chicago, en 1938 se instala en Beverly Hills, y posteriormente en Nueva York, donde además de pintar se dedicó al interiorismo.

Fue una mujer única y fascinante, revolucionaria y adelantada a su tiempo, con un ritmo de vida frenético y hasta frívolo en ocasiones, pero de una personalidad autónoma y creativa sin límites dentro de un mundo regido por hombres. Su pintura, con aromas a Séptimo Arte, merece la pena disfrutar.

En la actualidad sus obras gozan de un particular interés, cotizando al alza.

Estimación: 60.000-80.000 euros.

Lote 515
TORRES GARCIA, JOAQUÍN (Montevideo, Uruguay, 1874-1949). “Bodegón”. Óleo sobre tabla. de 34,5x40 cm. Firmado ángulo inferior izquierdo. Fechado 47 ángulo inferior derecho. Al dorso, etiqueta de la exposición donde participó esta obra.

Procedencia:
-Colección privada, Paraguay.
-Colección privada, España.

Considerado como uno de los artistas uruguayos de mayor proyección internacional, las raíces catalanas de su familia paterna le devolvieron a España en plena juventud. Instalada su residencia en Barcelona, comienza a tomar clases de pintura con Josep Vinardell, y se integra en el grupo de intelectuales catalanes que lideraba Eugenio D´Ors.

Trabaja en los murales para el Salón de San Jorge de la Diputación de Barcelona; colabora con Gaudí en la realización de los vitrales para la Sagrada Familia; en 1910, por encargo oficial, pinta los paneles del Pabellón Uruguayo de la Exposición Internacional de Bruselas; y a partir de 1915 comienza a experimentar la influencia de las vanguardias, aproximándose a la obra de pintores como Barradas, Robert Delaunay, Piet Mondrian o Theo Van Doesburg, entre otros.

En 1930, cuando ya exponía en las galerías más relevantes de París, funda en esta ciudad la revista y el grupo Cercle et Carré junto a otros artistas, y organiza una de las exposiciones de arte más importantes de la época.

En 1934 regresa a Montevideo para crear una Escuela de Arte y fundar, un año después, la Asociación de Arte Constructivo. Entre 1936 y 1943 publica la revista “Círculo y Cuadrado”, imparte numerosas charlas y conferencias, clases en la Universidad y en el SODRE, y finalmente, en 1944, crea el Taller Torres García.

Trabajador incansable, nunca dejó de lado la pintura, al tiempo que expresaba sus ideas en varios libros sobre arte y estética.

Definió su pintura como una superficie organizada sobre la proporción áurea o regla de oro, en la que todas las partes se relacionan entre sí y con el todo. Renegó de la perspectiva y del uso de la bidimensionalidad para reivindicar las formas del arte primitivo y egipcio, y facilitar la comprensión de su mensaje plástico. Para Torres García el arte no debe copiar la naturaleza, pero tampoco debe negarla. Los pictogramas y símbolos que pueblan su pintura son permanentes, recrean el mundo y resultan sencillos de decodificar.

A través de su labor docente, sus escritos y conferencias, la promoción de su teoría del Universalismo Constructivo como arte absoluto y corriente de pensamiento, defendió un arte eterno que no reniega del pasado y trata de encontrar imágenes que trascienden en el tiempo.

Su obra se encuentra representada en el Museo Torres García y Museo Nacional de Artes Visuales MNAV de Uruguay, Museo Latinoamericano de Buenos Aires MALBA, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía MNCARS de Madrid, o en la Colección Cisneros, entre otros.

Su pintura, muy apreciada y de reconocido prestigio, despierta un gran interés entre el coleccionismo internacional que ha consolidado su cotización al alza.

Estimación: 50.000-90.000 euros.