Subasta 26/04/2016


Volver
Buscador de lotes
Buscar por Nº


Lote 456
LOCATELLI, ANDREA (Italia, 1695-1741). “Paisaje de la campiña romana con ruinas”. Óleo sobre lienzo, reentelado, de 41x58 cm. Circa 1720-30. Colección privada España. Moldura media caña con pan de oro. Al dorso, cartela donde se lee: "Andrea Lucatelli / Pintor de historia, arquitectura y paisajes / Roma, 1693-1741 / Paisaje con ruinas y campesinos". Anotado sobre el bastidor: Lucarelli; 561-58.41-13 (según Estudio de Expertización en referencia a los números de inventario y medidas de la pintura); así como restos de cartelas sin identificar. Papel sello: 41x58/Nº 14. Andrea Locatelli está considerado como uno de los mejores paisajistas romanos del S.XVIII, destacado precisamente por sus vedute con ruinas y campesinos bailando. El artista se hizo especialmente conocido a partir de la biografía publicada por Nicola Pio en 1724, y su referencia resulta fundamental en relación, tanto con las vistas de ruinas de Rosa (anticipándose ligeramente a Pannini) como con su principal especialidad, la representación idealizada de la campiña del Lacio. Esta corriente fue alimentada principalmente por los clasicistas de la Emilia, y los nórdicos del estilo de Dughet y Lorena. Sus obras cotizan en el vigente mercado actual desde los 30.000 euros hasta la cantidad de 1.135.000 euros que alcanzó la venta en Londres de la famosa “Vista del río Tíber con Castell Sant´Angelo y San Pedro del Vaticano al fondo” en 2009. Esta obra supone todo un record histórico pues sugiere un grado de excelencia total, combinando sus orígenes (sin obviar que el artista comenzó componiendo marinas) con visiones románticas de la campiña romana con ruinas. La pintura que presentamos ostenta un paso previo a la consecución de tal logro, habiendo asimilado sin embargo todos los intersticios de obligado cumplimiento que identifican el estilo peculiar y reconocible de la obra de Andrea Locatelli. Las figuras de campesinos bailando en segundo plano, la escultura y el relieve con ruinas romanas. Por otro, la apertura de paisaje, la atmósfera y luz que envuelve la escena, el halo romántico y la plasticidad con que se confeccionan a pura mancha las figuras de términos secundarios y terciarios, además de los toques breves de pincel con plena libertad de trazo, convierten la obra en un paisaje fresquísimo, que obliga a pensar que el artista ya se encuentra en la órbita de la fama que se le sugiere a partir de 1720. En definitiva, un óleo que identifica a la perfección el magisterio de Andrea Locatelli. A petición de quien lo requiera, se puede facilitar el Estudio de Expertización de la obra. Estimación: 50.000-70.000 €